signo
Grupo Apostólico San Damián
“Allá donde dos o tres estén reunidos en mi Nombre, allí estaré en medio de ellos”

Desde el principio de nuestra aventura, jóvenes y familias se han asociado con esta fraternidad. El grupo de “San Damián” acoge a familias y jóvenes, el grupo se reúne regularmente formando una verdadera familia de hermanos.

“Alabad y bendecid a mi Señor, darle gracias y servidle en toda humildad”
San Francisco

El grupo de oración San Damián recibe todo su vigor de Cristo resucitado.

San Francisco, un santo de gran testimonio y gracia de Dios, paseando por los campos de Asís, entró en la capilla de San Damián en ruinas. De rodillas, escuchó al icono de Cristo decirle : « Francisco, ve y reconstruye mi casa ». Rápidamente, comprendió que se trataba de tomar el evangelio en serio y de convertirse, de renovar a la Iglesia hacia la vida fraterna, una vida de humildad, de simplicidad. La misión era convertirse en misioneros del evangelio. El santo gritaba fervorosamente : « El amor no es amado ».

El grupo de oración San Damián es una manera de responder a este llamado:

-Descubrir los tesoros de la Iglesia a través de pequeñas enseñanzas.
-Descubrir las manifestaciones de Dios en la vida y compartirlas.
-Abrirse al Espíritu Santo para convertirse en evangelizadores valientes.
-Crecer juntos en la oración de alabanza e intercesión.
-Poder ser fortificados en la fe.
-Ser sostenidos por una vida fraternal.