cache_35373960

La Orden Franciscana Seglar es, según documentos eclesiales,  una “orgánica unión de todas las fraternidades católicas esparcidas en el mundo y abiertas a todos los seglares en las cuales los hermanos y hermanas son impulsados por el Espíritu a alcanzar la perfección del amor en su propio estado secular, se comprometen mediante la Profesión a vivir el Evangelio a la manera de San Francisco según la Regla aprobada por la Iglesia”.

Los franciscanos seglares intentan hacer presente el carisma de Francisco de Asís en la vida y misión de la Iglesia, de modos y formas diversa, pero en comunión vital recíproca. Tratan de observar el Evangelio al modo del Seráfico padre, San Francisco de Asís, pasando del Evangelio a la vida y de la vida al Evangelio, buscando la persona viva y operante de Cristo en los hermanos, en la sagrada Escritura, en la Iglesia y en la eucaristía, haciéndose testigos e instrumentos de la misión de la Iglesia entre los hombres. Anunciando a Cristo con la vida y la palabra, conformando su modo de pensar y de obrar como Cristo por un cambio interior radical que el mismo evangelio llama “conversión”, haciendo de la oración, la contemplación, el alma y el ser obrar una imitación a la disponibilidad incondicional de la Virgen María, cumpliendo fielmente los compromisos propios de la vocación, buscando el justo desapego y purificando el corazón de toda tendencia y codicia de posesión y de dominio, adquiriendo la pureza de corazón para entregarse a Dios y a los hermanos, acogiendo a todos los hombres como hermanos y como don en imagen de Cristo.

Los días de reunión son los  domingos.

Este grupo de la Orden Franciscana Seglar es específicamente para personas mayores de edad (matrimonios o personas sin compromiso).